Negocios Rurales plantan cara al COVID

"No es fácil, pero hay que tirar", dicen emprendedores de los pueblos. Reinventarse o morir: una mujer de Las Regueras triunfa con corderos xaldos a domicilio.

NOTICIA DE LA NUEVA ESPAÑA - NEGOCIOS RURALES PLANTAN CARA AL COVI19

Los emprendedores del medio rural asturiano han iniciado su desescalada. Y con ella van sufriendo, por un lado, y aprendiendo, por otro, una nueva experiencia. Todo regado con grandes dosis de incertidumbre. Por ejemplo, de cara al verano, aquellos que reciben sus ingresos de los turistas -como hotelería, restauración, transporte, turismo activo y también alimentación- comparten una misma "inquietud" por las dudas que se ciernen sobre su sector. Dudas, temores, demanda de más ayudas y una información más clara y completa se agolpan, además de estar todos a la expectativa de cambios en torno a las medidas a tomar para protegerse y proteger a la clientela. En cualquier caso, a muchos no les falta el optimismo, aunque conscientes de que esta crisis sanitaria, que está poniendo en valor el trabajo en el campo, marcará un antes y un después.

Judith Naves se reinventa.

Es una emprendedora rural de Las Regueras que desde muy joven se puso al frente de su empresa ASTURsabor, como elaboradora de conservas de guisos preparados con carnes de razas autóctonas asturianas: corderu xaldu, gochu asturcelta, potro asturcón, pita pinta, ternera asturiana roxa de los valles y cabra bermeya. También está al frente de su empresa de catering y, al mismo tiempo, es ganadera y se ocupa de sus ovejas xaldas y de algunas vacas. "Se nos suspendieron todos los eventos que teníamos programados con la empresa de catering y en cuanto a la venta de las elaboraciones envasadas también bajó bastante porque vendíamos mucho a hostelería. Las tiendas gourmet siguen vendiéndolo, eso sí", destaca ella.

Para seguir adelante, esta emprendedora rural afirma que "le hemos dado una vuelta a nuestra forma de trabajar. Vendemos mucho por la página web y también llevamos el producto a domicilio. Se nos ocurrió vender los corderos xaldos que teníamos para eventos y entregarlos en fresco a domicilio además de cocinado; bien la mitad o bien entero, para varios comensales. Lo reservan para determinada fecha y se les entrega entonces".

La iniciativa, con la que lleva apenas un mes, tuvo tanto éxito que no solo vendió todos los corderos que tenían propios, sino que ha tenido que comprar más para seguir ofreciéndolos. "Lo mismo que hicimos con los corderos lo hicimos con una xata casina. Cogimos varios pedidos y cuando se vaya a matar, el pedido se reparte y se lleva fresco a los domicilios", explica. Ella cree que "esta situación no es nada fácil, pero hay que tirar para adelante. Ahora hay que enfocarse más en el particular y la venta por internet y la distribución a domicilio. Hay que reinventarse. No puedes decir que no a nada", afirma tras su nueva experiencia.